Asentamientos de resbalones y caídas Ya sea en el trabajo o en una tienda, ocurren accidentes de resbalones y caídas. A veces el piso está resbaladizo y mojado, otras veces hay una obstrucción en el camino que hace tropezar su pie. No importa cuál sea la causa, si una persona se lesiona debido a resbalones y caídas en el lugar de trabajo o en un lugar público, el empleador o la empresa pueden ser responsables de esas lesiones. La determinación de un acuerdo de resbalones y caídas se realiza teniendo en cuenta varios factores, como negligencia y responsabilidad. Además, si bien hay varias lesiones comunes asociadas con accidentes por resbalones y caídas, la compensación se otorga para diferentes categorías de lesiones, incluidas las facturas médicas, los honorarios de abogados, así como el dolor y el sufrimiento.


Factores que determinan un asentamiento de resbalones y caídas

Las principales consideraciones que determinan el resultado de los casos de resbalones y caídas giran en torno a tres preguntas principales; 1) ¿Quién es la parte responsable del accidente? 2) ¿Cuál fue la parte responsable negligente o contribuyó de otra manera al accidente? Y 3) ¿La parte lesionada causó o contribuyó a su propio accidente de alguna manera?

Negligencia

La negligencia implica el desprecio por la seguridad de los demás al no actuar como lo haría una persona razonable. Puede ser que se haya creado una situación peligrosa por un agujero de pozo, un techo con fugas o una superficie irregular. El atributo clave en esta evaluación es si una persona razonable hubiera podido identificar la condición como peligrosa o potencialmente peligrosa y si la parte responsable tenía amplias oportunidades para mejorar las condiciones antes de que ocurriera la lesión. La tarea alternativa a probar es si el propietario responsable de la propiedad causó específicamente la situación peligrosa y si era razonablemente comprensible que una persona sufriera una lesión debido a la situación.

Las condiciones tales como poca iluminación, visibilidad limitada, falta de cumplimiento de las políticas de la empresa y falta de justificación razonable son factores que contribuyen a la determinación de negligencia en un caso de resbalones y caídas . Los demandantes tienen la responsabilidad de probar que la parte responsable podría haber tomado alguna otra acción para prevenir el accidente, pero no lo hizo. También deben probar que incluso si existía una razón válida para que la obstrucción estuviera presente, que la justificación ya no era válida en el momento del accidente y que no se aplicaron medidas preventivas para evitar que ocurriera. Mientras que la carga de la prueba recae en el demandante, los hechos del caso presentarán las afirmaciones o declaraciones necesarias para determinar el grado de negligencia en cuestión.

Responsabilidad

Para probar que alguien es responsable, deben tener una responsabilidad legal por la propiedad y cualquier ocurrencia que tenga lugar en esa propiedad. Un propietario o propietario de un negocio normalmente asumirá la responsabilidad por una lesión que ocurra en su lugar de negocios, a menos que tengan un seguro que los libere de esa responsabilidad. En el caso de que el propietario o empleador tenga un seguro de responsabilidad, la compañía de seguros asume la responsabilidad y, por lo tanto, el demandante debe presentar una demanda en su contra en lugar del asegurado.

La libertad del demandante de la falta o contribución

Si bien pudo haber condiciones presentes que causaron el resbalón y la caída en primer lugar, el demandante debe estar libre de culpa para colocar toda la responsabilidad en la parte demandada. Si la parte perjudicada contribuyó a la lesión de alguna manera, debe aceptar su parte de responsabilidad, lo que generalmente niega la responsabilidad total del propietario o propietario de la empresa.

Los estados que reconocen las leyes de fallas contributivas no otorgarán un acuerdo a un demandante si existe algún grado, incluso el más mínimo, de culpa parcial por parte de la parte lesionada. Los estados que hacen cumplir las leyes de negligencia comparativa otorgarán compensaciones en los casos en que exista negligencia parcial, pero reducirán la liquidación en proporción al porcentaje de responsabilidad. La determinación de la responsabilidad parcial por parte de la persona lesionada está determinada por el compromiso, el acceso y las advertencias proporcionadas al demandante. Si la persona lesionada se distrajo al hablar o enviar mensajes de texto por teléfono, se puede considerar que es una responsabilidad personal. Si la lesión se produjo en un área restringida en la que no se le otorgó acceso al demandante, o si se ignoraron las señales de advertencia colocadas en el área, esas cuestiones también pueden presentar un caso de responsabilidad parcial.


Lesiones comunes asociadas con accidentes por resbalones y caídas

Los accidentes por resbalones y caídas pueden ocasionar lesiones que van desde solo pequeños golpes y magulladuras, hasta discapacidades permanentes. Si bien hay varias lesiones que pueden sufrir como resultado, hay algunas lesiones que son bastante comunes en la cabeza, la espalda, el cuello y el área pélvica.

Lesiones de espalda y cuello

Los resbalones y caídas pueden provocar discos rotos o deslizantes a lo largo de la parte inferior del cuello y la columna vertebral, así como dolor crónico y doloroso que puede requerir cirugía o debilitar a una persona donde ya no puede ganarse la vida ni trabajar.

Heridas en la cabeza

Las lesiones sufridas durante un resbalón y una caída pueden incluir conmociones cerebrales, o incluso peores, lesiones traumáticas en el cerebro que causan problemas de equilibrio, memoria de movilidad o incluso problemas cognitivos y de comportamiento.

Lesiones pélvicas

Debido a que la mayoría de las víctimas en casos de resbalones y caídas son personas de edad avanzada, muchos de estos accidentes resultan en caderas rotas o pelvis rajadas. Estos tipos de lesiones son extremadamente dolorosos y con frecuencia requieren cirugía invasiva y estadías prolongadas en hogares de ancianos.

Tendones y ligamentos desgarrados

Es natural que una persona intente atraparse cuando se cae, ese tipo de respuesta rápida puede detener la caída por completo o empeorar las lesiones. Cuando use sus pies, rodillas o manos para prevenir la caída, podría rasgar un ligamento o un tendón. Estas lesiones pueden tratarse con cirugía y terapia física; este tipo de lesiones hace que los heridos sufran consecuencias de por vida que la mayoría de las veces no se curan completamente.


Categorías de Compensación

Compensación por resbalones y caídas Los daños compensatorios generales tienen más probabilidades de ser otorgados en casos de resbalones y caídas. Estos tipos de premios sirven para compensar a una persona lesionada por daños que se consideran no monetarios. Estos daños incluyen:

  • Dolor y sufrimiento
  • Ansiedad mental
  • Pérdida de compañerismo

Los daños compensatorios especiales se otorgan en los casos en que se incurre en gastos monetarios en nombre de la persona lesionada como resultado directo de la lesión. El objetivo es hacer que el demandante vuelva a estar completo y restaurar su situación financiera a donde estaba antes del accidente.Éstos incluyen:

  • Facturas médicas
  • Costes legales
  • Costo de futuros servicios médicos requeridos.
  • Facturas y necesidades del hogar.

En general, hay una serie de factores a considerar al determinar los asentamientos de resbalones y caídas. La negligencia y la responsabilidad son dos componentes principales del descubrimiento, pero el demandante debe estar libre de culpar a las lesiones sufridas, ya sean comunes o únicas, pueden calificar para una indemnización, entre otras consideraciones, como los honorarios legales, las facturas médicas y el dolor y sufrimiento.